Hombre Versus Naturaleza

Formato Compartido en Ciencia y Tecnología POR Sherrington Charles

4.848 Shared By Guest

imagen RESEÑA: (90614)
Leer estas páginas es maravillarse ante el misterio de la vida. En el capítulo cuarto, por ejemplo, Sir Charles nos invita a asistir a un milagro, el de la autoformación de un delicado, sofisticado y perfecto instrumento: el ojo. Se trata de la invitación de un gran científico y espléndido escritor que tuvo mucho tiempo para dejarse fascinar por el problema del fenómeno llamado vida (¿existe —seamos serios— algún otro problema?), pues dispuso de noventa y cinco años para semejante tarea.
Es éste el texto culminante de un científico (por deseo expreso), de un historiador (por curiosidad natural) y de un filósofo (inevitablemente). Las reflexiones de Sir Charles Sherrington arrancan del conocimiento antiguo y medieval, y muy en especial de la obra del sorprendente Jean Fernel, médico de cámara de Enrique II de Francia, que alcanzó una enorme reputación y ejerció una gran influencia en el siglo XVI. El «nuevo Galeno», como se le conocía entonces, parece haber aceptado también, desde el pasado, atender a la misma invitación que Sherrington nos hace a nosotros, sus lectores de hoy. De hecho, se siente, al leer este libro, como si otras personas lo estuvieran haciendo a la vez, discretamente, por encima de nuestro hombre: ¡Fernel y el propio Sir Charles!

imagen BIOGRAFIA: (33063)
SIR CHARLES SCOTT SHERRINGTON (1857-1952). Neurólogo inglés, es el padre de la Neurofisiología moderna. En 1906, un año antes de que Bergson publicara La evolución creadora, había desarrollado ya una teoría completa sobre el comportamiento unitario del cuerpo bajo la dirección del sistema nervioso. Poco después, señaló las áreas motoras del córtex cerebral. En 1920, fue presidente de la Royal Society y Caballero en 1922.
Tras estudiar la sinapsis, descubrió la distribución matamérica de las raíces raquídeas, describió el reflejo miotático e individualizó la sensibilidad propioceptiva. Precisó los mecanismos de coordinación de los movimientos y de la rigidez de descerebración, así como la topografía de la corteza cerebral. Mostró la importancia que tienen en neurología las nociones de reflejo e integración. Sus investigaciones, resumidas en dos grandes obras (Acción integrante del sistema nervioso [1906] y Actividad refleja de la médula espinal [1932]), le valieron el premio Nobel de medicina en 1932.
El trabajo de Sherrington impresionó profundamente a científicos y pensadores que le siguieron, como Schrödinger, Watson, Crick y Prigogine, por un lado y Loeb y Popper, por otro. Erwin Schrödinger (Premio Nobel de Física en 1933), en particular, se refiere repetidamente a Sherrington en su ya célebre Mente y materia (Serie Metatemas 2).

Comentarios (0)

Actualmente no hay comentarios sobre este libro, anímate a ser el primero! book!