El Camino De La Paz

Formato Compartido en Psicología POR Allen James

823 Shared By Guest

RESEÑA: (83682)
`La meditación espiritual es el camino hacia la Divinidad. Es la escalera mística que lleva de la tierra al cielo, del error a la Verdad, del dolor a la paz. Todos los santos la han escalado, todo pecador debe, antes o después, llegar a ella, y todo cansado peregrino que da la espalda a su yo y al mundo, y dirige su rostro con resolución hacia el Hogar del Padre, debe posar sus pies en sus escalones dorados. Sin su ayuda no puedes crecer hacia el estado divino, a parecerte a lo divino, hacia la divina paz, y las glorias inmutables y las alegrías impolutas de la Verdad se mantendrán escondidas de ti. La meditación, en el sentido espiritual, es el secreto de toda vida y todo conocimiento espiritual. Todos los profetas, sabios y salvadores se convierten en lo que son por el poder de la meditación. Buda meditó en la Verdad hasta que pudo decir: ``Yo soy la Verdad``. Jesús reflexionó sobre la Divina inmanencia hasta que por fin pudo declarar: ``El Padre y yo somos Uno``. La meditación centrada en las realidades divinas es la esencia misma y el alma de la oración. Es la extensión silenciosa del alma hacia lo Eterno. La mera oración petitoria, sin meditación, es un cuerpo sin alma, y no tiene poder para elevar la mente y el corazón por encima del pecado y de la aflicción.`

BIOGRAFIA: (335)
James Allen (1864-1912) nacido en Leicester, Inglaterra, el 28 de noviembre de 1864 es un escritor misterioso y poco conocido en el mundo literario.

Aunque sus obras han influenciado a millones de personas, hoy permanece casi desconocido y ninguno de sus diecinueve libros da pistas sobre su vida, excepto para hablar de su lugar de residencia, Ilfracombe en Inglaterra.

Su nombre no se puede encontrar en ninguna obra importante de consulta. Ni siquiera la Biblioteca del Congreso o el Museo Británico contienen muchos datos acerca de él.

Tras perder su padre el negocio familiar, éste emigró a los Estados Unidos en 1879, pero fue asesinado antes de poder renunir a su familia en América. James Allen tuvo que abandonar la escuela a los quince años, trabajando en empleos administrativos hasta 1902, cuando decidió dedicar todo su tiempo a la escritura.

Lamentablemente, la carrera literaria de Allen fue muy corta, hasta su muerte en 1912. Durante ese período escribió diecinueve libros que contienen un torrente de ideas para inspirar a las generaciones futuras. La característica principal de su obra es el intentar demostrar que el poder del pensamiento influye para lograr la felicidad.

Poco después de terminar su primer libro, Allen se mudó a Ilfracombe, en la costa suroeste de Inglaterra. La pequeña ciudad con sus hoteles, su paseo marítimo victoriano y onduladas colinas le ofreció la tranquila atmósfera que necesitaba para proseguir sus estudios filosóficos.

Como un hombre piensa fue su segundo libro. A pesar de su posterior popularidad y siendo el libro que mejor encarna su pensamiento, lo consideró una obra menor y su esposa Lily tuvo que persuadirle para que lo publicara.

Su filosofía posterior fue muy influenciada por el hecho de que el protestantismo liberal descartó el dogma de que el hombre es pecaminoso por naturaleza, substituyéndolo por la idea optimista de la creencia en la bondad innata de éste.

Para Allen este cambio de doctrina fue la la mayor revolución del siglo XIX y lo consideró parte de un movimiento parcial de reconciliación entre la ciencia y la religión después de la publicación de El Origen de las Especies por Darwin. En efecto, este escribió que la cumbre de la cultura moral se alcanza cuando llegamos a reconocer que debemos controlar nuestros pensamientos.

Tambien amalgamó ideas budistas, al considerar que lo que somos es el resultado de nuestros pensamientos. En la vision de Allen, el hombre es el suma de cómo piensa y siente en su corazón.

Insistió en el poder de la persona para formar su carácter y crear su propia felicidad: el pensamiento y el carácter son uno y nos enriquecemos espiritualmente cuando somos conscientes de la unidad del todo, conocemos el poder de la meditación y experimentamos nuestro parentesco con la naturaleza. Es decir, hoy estamos donde nuestros pensamientos nos han llevado, y nosotros somos los arquitectos - para bien o para mal - de nuestro futuro.

Obras recomendadas
Como un hombre piensa
Entrada en el Reino
De la pobreza al poder
El dominio de destino
El camino de la prosperidad
Por encima de la agitación de la vida
Todas estas cosas juntas
Ocho pilares de la prosperidad
La vida triunfante
La luz en las dificultades de la vida
Meditaciones
Por la mañana y por la noche
A través de la Puerta del Bien

El Camino De La Paz

Necesitas hacer el login para descargar este libro. Membresía es requerida Registrate aquí

Comentarios (0)

Actualmente no hay comentarios sobre este libro, anímate a ser el primero! book!