Crepusculo De Los Idolos

Formato Compartido en Filisofía POR Nietzsche Friedrich

22 Shared By Guest

no tapa RESEÑA:
Su postura iconocasta se exhibe de manera extrema en este libro, título con reminiscencias wagnerianas encontrado dentro de su interesante, combativa e incluso divertida obra de pensamiento, que no deja títere con cabeza en su belicoso análisis intelectual de la sociedad de su época y décadas, milenios atrás.
Tanto tiene en su provocador punto de mira a los cristianos como a los anarquistas, a George Sand, a la que llama vaca lechera del gran estilo, Séneca, apodado por el alemán el torero de la virtud, Rousseau, Listz, Kant, Dante o Platón, al que tacha de aburrido.

Es enérgico y arrogante en sus reflexiones intelectuales y tal arrogancia significa a la perfección la actitud vital que promulga en sus (excesivamente redundantes con trazos a veces superfluos) diferentes cuestiones filosóficas, en especial sobre lo que atañe a la moralidad.
“Sed duros”, promulga. En su configuración egoísta y nervuda del ser humano no hay cabida para la humildad, la debilidad, la compasión, la solidaridad, lo mediocre e incluso la igualdad, afirmando que “La igualdad, cierta asimilación efectiva que se manifiesta en la teoría de igualdad de derechos, pertenece esencialmente a una civilización descendente” u “Hombre acabado el que se torna altruista”. Aseveraciones poco edificantes de un martilleador nato.

Aunque se busquen interpretaciones/fabulaciones a los extremos ensimismamientos encontrados en este volumen no cabe duda de que algunos de sus postulados sirvieron de base para execrables actitudes totalitarias, hecho muy peligroso si únicamente se ubica su pensamiento literario-filosófico en tal vertiente.
A pesar de esas perniciosas derivaciones en pensamientos políticos de distinto rango su escritura apasionada, vigorosa e ilustrada resulta muy valorable debido a su actitud rebelde, lúcida, independiente, contestataria ante una sociedad dócil, y proclive desde un individualismo al debate colectivo de cualquier máxima, de cualquier dogma, de cualquier valor, sea real o distorsión.


7947 BIOGRAFIA: (7947)
Nació el 15 de octubre de 1844, en Röcken, Prusia. Su padre, un ministro luterano, murió cuando él tenía 5 años, y fue educado por su madre en una casa donde vivían su abuela, dos tías y una hermana. Estudió filología clásica en las universidades de Bonn y Leipzig, y fue nombrado profesor de filología griega en la universidad de Basilea con tan sólo 24 años. Allí entabla amistad con Burckhardt y Overbeck. Su delicada salud (estuvo afectado toda su vida por su poca vista y sus constantes jaquecas) le obligó a retirarse en 1889. Al cabo de diez años sufrió una crisis nerviosa de la que nunca se recuperó. Murió en Weimar el 25 de agosto de 1900.
Podríamos hablar de tres etapas fundamentales en su pensamiento: Una primera, estética o romántica, influenciado por su amigo Richard Wagner (con el que mantendrá una relación amistad-odio), donde redacta El origen de la tragedia a partir del espíritu de la música. Las primeras preferencias de Nietzsche en el terreno de la filosofía girarán en torno al idealismo hegeliano, pero el pensador que en esos momentos influye en él con más fuerza será Arthur Schopenhauer. Su teoría se halla bajo el influjo del innatismo y la crítica de Schopenhauer al racionalismo hegeliano e intenta por caminos similares a los de aquél (la voluntad y la intuición) superar sus conclusiones pesimistas (la voluntad de vivir).
Una segunda, tras haber renunciado a la cátedra de Basilea, en la que su modo de vida modesto y austero se ve perseguido por sus problemas de salud. Es sobre todo en esta época donde se desarrolla su interés por la cultura griega, que a la postre tendría tanta importancia en su filosofía. Estudia la obra de Platón y Aristóteles, y siente especial predilección por las figuras de Sócrates y Heráclito.
Una tercera etapa, de madurez, se extendería hasta su internamiento en Basilea en 1889, bajo síntomas de locura. Es ésta, en la segunda mitad de los 80, el periodo en el que escribe la mayor parte de sus mejores obras: Así habló Zaratustra (1883-1885), Más allá del bien y del mal (1886), La genealogía de la moral (1887), El crepúsculo de los dioses (1888), El Anticristo (1888), Ecce Homo (1889) y La voluntad de poder (1901).
Aclamado poeta, Nietzsche ejerció mucha influencia sobre la literatura alemana, así como sobre la literatura europea y la teología. Sus conceptos han sido discutidos y ampliados por personalidades como los filósofos alemanes Karl Jaspers y Martin Heidegger, el filósofo judío alemán Martin Buber, el teólogo germano-estadounidense Paul Tillich, y los escritores franceses Albert Camus y Jean-Paul Sartre. La proclama de Nietzsche Dios ha muerto fue utilizada por teólogos radicales posteriores a la II Guerra Mundial (en especial por los estadounidenses Thomas J. J. Altizer y Paul van Buren) en sus intentos por adecuar el cristianismo a las décadas de 1960 y posteriores. Influyó poderosamente en el nacionalsocialismo (presentándose como la realización de la moral del superhombre) y en tendencias izquierdistas radicales (en cuanto parte de un absoluto comenzar de nuevo). Por último, su consideración del predominio de los instintos vitales sobre la razón es también un precedente fundamental del vitalismo.
.

Comentarios (0)

Actualmente no hay comentarios sobre este libro, anímate a ser el primero! book!